Por qué debe un deportista trabajar su marca personal

DAVID-BECKHAM--1

¿Qué le hace a David Beckham diferente? ¿por qué tiene la capacidad de generar más ingresos que cuando estaba en “activo”?  ¿es su físico? ¿su estilo de juego? ¿son los valores que transmite? La realidad es que todas estas respuestas serían válidas pues no existe una respuesta correcta a estas preguntas. Pero todos coincidiremos en que el futbolista inglés ha sabido como ningún otro desarrollar lo que se conoce como el personal brand (marca personal).

Según algunas estadísticas, un gran número de deportistas se encuentra en una situación económica complicada solamente dos años después de haber dado por finalizada su carrera deportiva. Inversiones desafortunadas, un divorcio, malos hábitos o problemas con la justicia son sólo algunas de las causas que les lleva a esta situación.  El futbolista Christian Vieri o el campeón mundial de boxeo Mike Tyson son algunos de los casos más conocidos. ¿Como podrían haberlo evitado? evidentemente se dan varias circunstancias para llegar hasta este punto, pero si hubieran trabajado de manera correcta y constante su marca personal podrían haber suavizado la situación.

Todos tenemos una marca personal, los deportistas profesionales también. Mas allá de las audiencias que generan, de sus apariciones públicas, de la camiseta que defienden, de los anuncios que protagonizan o de los contratos que firman, los deportistas profesionales son marcas, su propia marca.Por esta razón, el valor de un deportista no depende únicamente de las victorias que consigue, ni de sus características personales a la hora de competir, ni siquiera de su historial deportivo. Lo que realmente le hace valioso son sus intangibles. Una marca personal deportiva debe desprender calidad, seguridad y confianza.

Debemos ser conscientes de que un deportista de élite se encuentra en un estado de incertidumbre permanente, pues todo el desarrollo de su vida profesional se produce bajo la clave de la duda; una lesión, un cambio de club y/o país que puede llevar a una fase de inadaptación personal, problemas personales que pueden repercutir en su rendimiento deportivo…todo puede cambiar en cuestión de días.

Uno de los errores más repetido es pensar únicamente en el deportista a corto plazo, asegurando un impacto económico y mediático inmediato pero que termina una vez que finaliza su carrera deportiva, periodo que en la mayoría de los casos suele ser más bien corto.

En la actualidad, un gran número de empresas hacen uso en su publicidad del deporte. Gracias a la publicidad, la actividad deportiva ha alcanzado un gran atractivo comercial. El principal interés de las firmas comerciales es asociarse con los mejores deportistas de alto nivel debido a la repercusión social que alcanzan sus éxitos, por esta razón, muchos mensajes publicitarios se inspiran en el campeón deportivo. Sin embargo, un gran deportista no se forja únicamente con las victorias, sino que es necesario que este muestre un comportamiento modélico y de respeto hacia sus adversarios, tanto dentro como fuera del terreno de juego.

image

Beneficios que le aporta trabajar su marca personal

Son muchos los beneficios que le aporta a un deportista trabajar su marca personal, algunos de los más importantes son:

–  Mejorar la relación con su comunidad: el deportista tiene la posibilidad de establecer una relación real con los aficionados. Además, con la aparición de las redes sociales esta tarea es mucho más sencilla pues les permite tener un contacto directo y diario con su público.

 Aumentar su impacto mediático: cuanto mayor sea la marca personal del deportista, mayor demanda mediática tendrá.

–  Generar una serie de valores añadidos a los meramente deportivos: el deportista puede lograr ser conocido no solo por sus valores deportivos, si no también por sus valores como persona.La gente no solo quiere ver y conocer al deportista, sino a la persona que hay detrás de él.

–  Ser mas atractivo para clubes, marcas y patrocinadores: si un deportista tiene una buena imagen, una marca valiosa, este resultará más atractivo para terceros lo que le llevará a lograr mejores oportunidades tanto económicas como profesionales.

–  Forjar una carrera profesional después de su carrera deportiva: normalmente las carreras deportivas suelen ser “cortas” y cuando finalizan, el deportista, generalmente deja de percibir ingresos, por lo que de algún modo tiene que adaptarse su vida a su nueva economía. Trabajando su marca personal, el deportista puede labrarse un futuro después del deporte, forjando una carrera profesional alternativa.

Las tres leyes de la marca personal

Autenticidad: exhibir quién eres y qué sabes hacer. No se puede sostener un marca personal fingiendo algo que no eres, se trata de mostrar tu verdadera esencia.

Transparencia: ser transparente tanto en lo que haces como en lo que eres. Dar valor a todo lo que haces, comunicarlo, pues si no lo hace tú es posible que alguien lo acabe haciendo por ti. No esconder nada, ni si quiera los fallos, se trata de asumir responsabilidades y pedir perdón si fuera necesario.

Visibilidad: No tener miedo de comunicarse con su publico, hoy en día el mundo digital ofrece infinitas posibilidades y se debe saber sacar provecho de ello.

Como tener una marca personal potente

La marca debe de ser el vehículo para la capitalización y la protección de la imagen del deportista en el mercado, se trata de un complemento necesario para su propia imagen.

En cualquier caso, es algo que necesita tiempo y persistencia para su correcto y completo desarrollo. Atributos como la autenticidad,  la credibilidad, la singularidad, el estilo o la visibilidad son esenciales. Tratar de gestionar las percepciones que los demás tienen sobre él. Lo importante no es quien conoce al deportista, sino quienes conectan con su marca personal. Posicionamiento, credibilidad y visibilidad. El objetivo deber ser dar a conocer su marca para lograr alcanzar el impacto que desea.

Si se consigue, si se saca el máximo partido y se comunica de forma satisfactoria, no solo será bueno para él, si no para todos los que le rodean y los que tengan intención de asociarse a su figura, clubes, representante o patrocinadores serán algunos de los beneficiarios.

Si el deportista profesional consigue construir una marca personal fuerte, estará más cerca de posicionarse en la mente y en el corazón de su publico de interés

Lo importante es que exista una coherencia entre el comportamiento, lo que transmite y lo que comunica el deportista.

 

Los 10 deportistas con la marca más valiosa.

La prestigiosa revista Forbes, publicó el pasado noviembre un ranking cuyo objetivo era dar a conocer el valor real de la marca de los deportistas más valiosas. Para lograrlo la publicación utilizó todos los ingresos del deportista y a esa cantidad, le restó los ingresos publicitarios medios de los 10 deportistas que más ganan en su deporte. Por lo que armó la lista con los que más diferencia obtienen en ese cálculo. De esta forma, los deportistas que aparecen en esta lista no son los que más dinero obtienen si no aquellos que son más valorados en su deporte. Sorprende la presencia de 3 golfistas en la lista y la ausencia del astro argentino Lionel Messi.

A continuación la lista completa:

  1. Tiger Woods: 30 millones.
  2. Phil Mickelson – 28 millones
  3. LeBron James – 27 millones.
  4. Roger Federer – 27 millones.
  5. MS Dhoni – 21 millones.
  6. Usain Bolt – 18 millones.
  7.  Kevin Durant – 18 millones.
  8. Cristiano Ronaldo – 16 millones.
  9. Rory McIlroy – 12 millones.
  10. Floyd Mayweather Jr – 11,5 millones.
Anuncios